Nos importa la educación porque nos maravillan las posibilidades que hay en cada niña y niño, su predisposición a la curiosidad, a la acción, su presteza para lanzar las preguntas más sorprendentes. Todos, sin distinción y cada uno a su manera, poseen y despliegan ante nosotros esas virtudes.


A menudo les miramos extrañados, muchas veces ni les entendemos. El mundo que los mayores hemos construido no es el más idóneo para hacer que esas virtudes puedan desarrollarse, tal vez, incluso, sea un mundo que margina la creatividad, la curiosidad, las preguntas sorprendentes siempre y cuando no valgan para algo “útil”.


Desde la Fundación Hobari pretendemos apoyar a que las nuevas formas de aprender también formen parte de su educación; esas que se basan en la diferencia, en la creatividad, en la curiosidad,… esas que también se basan en un conocimiento compartido, en una ciencia y en una tecnología a escala humana.


«Nuestra historia»

Hobari Fundazioa nació hace 15 años cuando las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) ya habían cambiado sustancialmente la sociedad en aquellos primeros años del nuevo siglo.

En el sector de la educación las tecnologías comenzaban a entrar paulatinamente en los procesos de gestión y administración, no así en las aulas y en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Nuestro primer diagnóstico ya entonces nos hizo posicionarnos del lado de la tecnología pero considerada ésta como medio y no como fin.

La función de Hobari fue ayudar a colegios e ikastolas de Bizkaia a introducirlas las nuevas tecnologías poco a poco. Hoy en día tras el largo camino recorrido y con la tecnología ya formando parte de nuestras vidas y de los centros educativos, nuestra misión se vuelca en hacer que la tecnología educativa ayude a un mejor aprendizaje, más atractivo, motivador y significativo.

Actualmente la tecnología en el aula ha tomado la forma de contenidos y metodologías STEAM, suponiendo un nuevo reto para el sistema educativo. Es ante esta necesidad donde la fundación Hobari, siguiendo la misma filosofía crítica, ha iniciado una segunda etapa liderando proyectos innovadores propios en el ámbito de la tecnología educativa.

En este nuevo camino es nuestra prioridad colaborar con otras entidades en proyectos de alcance social y educativo que reviertan en el necesario y deseado cambio educativo y en una educación motivadora, igualitaria y crítica.


MISIÓN

La Fundación HOBARI tendrá como fines el fomento y desarrollo de actividades de sensibilización, divulgación e investigación en el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación y la innovación en el ámbito de la enseñanza, la formación y el aprendizaje así como en otras áreas sociales y empresariales, propiciando estándares de calidad y de evaluación al respecto.

VALORES

Tenemos la firme convicción de que en la educación se halla la esperanza de nuestra sociedad tecnológica y globalizada actual. Es por ello que nos comprometemos a promover y apoyar aquellas acciones e iniciativas en el ámbito educativo que refuerzan las competencias claves para que nuestros jóvenes cuenten con las competencias para manejarse en la sociedad del siglo XXI. Esas tiene que ver con creatividad, dominio de una tecnología humanizada, visión critica de la sociedad y de la propia tecnología. Esos tres aspectos no serian nada si no quedan incluido en un valor rector, como es el de la igualdad de oportunidades y a no discriminatorio por clase, raza o género.

VISIÓN

Una educación en la que lo tecnología y los valores queden integrados en el currículo, en los aprendizajes y en las metodologías. Desarrollar las comunidades educativas, no de forma nominal, si no real. Los retos a afrontar sugieren ya tomar posiciones de forma estratégica en escenarios de valorización de la investigación y la innovación, en políticas educativas flexibles y orientadas a STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics), aprendizaje continuo y políticas de empleo distintas.